Micorriza MYCOSYM TRI-TON

MANEJO Y APLICACIÓN DE LA MICORRIZA

Al aplicar las micorrizas se debe tener cuidado de que estas lleguen lo más cerca posible a la raíz. Para ello se introduce la Micorriza en el hoyo de la plantación., en el surco de la siembra o en la capa superior del suelo y luego de realizado esto se procede a regar la planta para activar el inicio de la infección. Es posible también producir humus y sustratos vegetales ya micorrizados. Para ello se mezcla la micorriza con el sustrato previo al llenado de el Tubete o bolsa de almácigo. Es importante destacar que el producto solo tiene que ser aplicado una vez durante la vida de la planta.

APLICACIONES

La aplicación de inóculo micorricico se recomienda en suelos donde los hongos micorriza nativos se encuentran en un nivel bajo, o están totalmente ausentes.

Los productos micorrícicos se aplican una sola vez durante el ciclo de vida vegetal, en la siembra o el trasplante. También se pueden tratar plantas establecidas y adultas.

Cuando antes en el ciclo de vida de la planta se establezca la micorriza mejor se aprovecharán los beneficios. Por tanto se prefiere el tratamiento en el semillero o en el vivero.

Las esporas de hongos micorrícicos, como las de Glomus intraradices, son partículas de un diámetro tal (40-140 μm) que dificulta su migración en el suelo. Por lo tanto, es necesario aplicar el producto en las proximidades de las raíces. La aplicación a través de sistema de riego no es recomendable.

El proceso de inoculación tarda unas semanas en establecerse. Durante este período, es recomendable fertilizar sólo ligeramente (en particular, no exceder de un nivel de fósforo de 30 ppm), evitar el uso de fungicidas sistémicos, y usar sustratos con bajo nivel de materia orgánica.

Las dosis mínimas recomendadas por MYCOSYM son suficientes para tratar las plantas en condiciones normales. Dosis mayores favorecen un establecimiento de la micorriza más rápido y más intenso. La temperatura óptima del suelo es de 20-28 °C. Los hongos endo-micorrícicos no colonizan Brassicaceae (col, repollo, remolacha, colza, etc.), coníferas y algunas otras especies de plantas. En caso de duda, por favor pregúntenos.

CALCULO DE DOSIS EN SEMILLERO

Cultivos anuales: hortícolas, plantas ornamentales Para aumentar la productividad de la planta, la precocidad y el rendimiento de los cultivos.
Aplicación en semillero:

Para cada 100 litros de sustrato mezclar entre 2 y 4 litros de MYCOSYM TRI-TON (2-4% v/v, 20-40 cm³ que son 6-12 g/litro). Usar la dosis más alta cuanto más pequeños sean los alveolos de las bandejas.

Usar el sustrato mixto durante las semanas posteriores.

Al trasplante:
En el hoyo de plantación:
Aplicar 0,5-1,5 g (2-5 ml) de MYCOSYM TRI-TON en el fondo del hoyo justo antes del trasplante, asegurando el contacto de las raíces con el producto.
Plantas en maceta:
Pequeñas macetas (hasta 250 cm3): usar mezcla de sustrato con inóculo al 2%-4% v/v (20-40 cm3 o 6-12 g por litro).
En macetas mayores:
Llenar 2/3 de la maceta  con suelo o sustrato adecuado; aplicar 1,5 g (5 cm3) MYCOSYM TRI-TON en una capa y a continuación, terminar con el procedimiento normal.
Plantas ya establecidas en maceta:
Incorporar 1,5 a 3 g (5-10 cm3) MYCOSYM TRITON 
en varios puntos en la zona de raíces. 
La dosis depende del tamaño de la maceta.

 

Césped: campos de golf, campos deportivos, parques públicos Para reducir drásticamente el consumo de agua y de fertilizantes.

En la siembra o al colocar tepes:
Distribuir a voleo 15 g/m2 (50 cm3/m2) MYCOSYM TRI-TON o MYCOSYM Herba
Incorporar en la capa superior del suelo a 2-3 cm antes de la siembra o de colocar el tepe.

Aireación, escarificación en céspedes establecidos:

Después del pinchado del suelo o después de pasar una máquina escarificadora, distribuir a voleo 15 g/m2 (50 cm3/m2) MYCOSYM TRI-TON o MYCOSYM Herba. Cubrir con arena y rellenar los agujeros. 
Alternativa: usar MYCOSYM AdMix cuando se utiliza una maquinaria integrada (por ejemplo "DryJect").

 

Proyectos Ambientales: Para establecer una cubierta vegetal, o para establecer árboles en zonas contaminadas o suelos degradados. Para mejorar la producción de biomasa en zonas de sequía, así como aquellas que sufren de altos niveles de salinidad. Para mejorar la estructura del suelo y para evitar la erosión. Los productos de MYCOSYM pueden ser clave en una solución integrada para este tipo de proyecto. Por favor, consulte con nosotros.